La energía renovable se considera un componente importante de la transición energética que se vive en México, hacia una matriz con mayor participación de las energías limpias. Dentro de las fuentes de energía renovable está la bioenergía, que es la energía generada a través de la biomasa. Uno de los objetivos de la transición energética en las industrias, implica  el uso de combustibles sólidos que incluyen los residuos agrícolas, forestales, agroindustriales y urbanos. México tiene un gran potencial para el uso de este tipo de residuos para la generación de energía; a pesar de eso, la viabilidad económica y ambiental de los proyectos se vuelve una de las barreras para la adopción de tecnologías eficientes y apropiadas     .

En un nuevo estudio desarrollado en un ingenio azucarero por investigadores del Instituto Mexicano del Petróleo (miembros de la Línea 5 de este proyecto), se evaluó el proceso de generación de vapor y electricidad a partir de bagazo de caña de azúcar, partiendo de un análisis técnico-económico y ambiental. El análisis de los resultados muestra un mejor desempeño económico y ambiental cuando se utiliza bagazo de caña de azúcar en comparación con el uso de combustóleo. Estudios como este reflejan los beneficios múltiples de la sustitución de combustibles fósiles por biocombustibles, y son un punto de partida para identificar áreas de oportunidad y multiplicar dichos beneficios.

Para leer el estudio completo, puedes visitar la publicación original en la Revista de la ATAM (Asociación de Técnicos Azucareros de México, A.C.) en el siguiente enlace:  https://bit.ly/2Cj3hYb