BioSTEAM, un nuevo paquete de software de simulación, de código abierto en Python, desarrollado por investigadores de la Universidad de Illinois, brinda a los científicos, ingenieros, compañías de biotecnología y agencias de financiamiento, una herramienta rápida y flexible para analizar la economía de la producción de diferentes biocombustibles y bioproductos, en cuestión de segundos. Esto de acuerdo con una nota de Julie Wurt en Mundo Agropecuario

BioSTEAM Módulos de simulación de biorrefinería y análisis tecnoeconómico, permite a los investigadores comparar y priorizar rápidamente estrategias para convertir la biomasa en combustibles y productos. También genera datos que pueden usarse para evaluar el impacto ambiental de las biorrefinerías, incluídas las emisiones de gases de efecto invernadero, allanando el camino para una bioeconomía sostenible.

Los investigadores probaron BioSTEAM para modelar la coproducción de biodiesel y etanol a partir de caña lipídica (también conocida como caña de aceite), y la producción de etanol de segunda generación a partir de esquilmos      de maíz.

El análisis incluyó 94 parámetros para la simulación de la biorrefinería de lípidos y caña y 228 para la cosecha de maíz, incluyendo desde proyecciones financieras en el desempeño de cada operación individual, hasta la eficiencia de un proceso de separación o de  los microorganismos que convierten el azúcar en etanol. También incorporaron elementos de incertidumbre en esos parámetros, proporcionando una gama de valores y permitiendo simulaciones flexibles.

El programa ha demostrado que un factor clave de los costos del combustible es el tamaño de la biorrefinería. Cuanto mayor, menor será el costo por galón (en el caso del etanol).  Esta información se puede vincular al trabajo de otros investigadores que estudian las cadenas de suministro o los cambios de uso de suelo necesarios para optimizar el funcionamiento de las biorrefinerías a nivel local. En el pasado, los modelos generalmente asumían un tamaño de biorrefinerías, sin cuantificar las implicaciones de ese supuesto.

La velocidad de BioSTEAM es transformadora. Fue capaz de evaluar 31,000 diseños diferentes de biorrefinería, en un continuo de composiciones de materia prima, en menos de 50 minutos. Los resultados coincidieron con los modelos de referencia y, a través del análisis de sensibilidad, revelaron cuellos de botella clave para investigación y desarrollo.

BioSTEAM está disponible en línea a través del índice del paquete Python, en Pypi.org. Un complemento de análisis de ciclo de vida (LCA) para BioSTEAM, para cuantificar los impactos ambientales de las biorrefinerías, también se lanzará en este año.

Para leer el artículo en el que se presenta el Software en la revista ACS Sustainable Chem. Eng., puedes visitar el siguiente enlace: https://bit.ly/3fZppoU

Si quieres leer la nota original, visita la página de Mundo Agropecuario en el siguiente link:  https://bit.ly/2Y7sWvi