El Ajuno, Michoacán.
Marzo y abril de 2019.

Mtro. René Martínez Bravo.

En nuestro país, la leña es el combustible sólido más utilizado para realizar tareas específicas como cocción de alimentos y calefacción, por lo tanto, con la finalidad de realizar a detalle el análisis de ciclo de vida (ACV) del uso de leña en el sector rural en México, bajo la dirección de los Investigadores del IIES-UNAM René Martínez Bravo y Alfredo Fuentes Gutiérrez, durante los meses de marzo y abril del presente año se recopilaron datos en campo sobre el sistema tradicional de uso de leña en el Municipio de Ajuno, Michoacán con el apoyo de los técnicos de proyecto: Biol. Pavka Patiño, M. en C. Ana Laura Morales, Dr. Ricardo Musule y M. en C. Rosa María Gallardo.

Con la información obtenida se busca describir la cadena de abasto de la leña en usos tradicionales de una comunidad rural, identificando las entradas y salidas de energía y las etapas en las se producen las emisiones de CO 2.

También se quiere conocer cuál sería la mitigación de carbono obtenida por la sustitución del dispositivo de uso final, cambiar el uso de fogones tradicionales por estufas eficientes de leña.

Hasta el momento los resultados de este proyecto financiado por la SENER, el Fondo de Sustentabilidad Energética y el CONACYT arrojan que, en Ajuno, Michoacán, existe una proporción de personas que se autoabastece de leña de su zona de reserva de bosque de forma manual, el transporte utilizado por quienes recogen leña es principalmente las mismas personas, burros de carga o caballos. Sin embargo, los patrones de uso han cambiado, puesto que las familias no utilizan el 100% de leña, sino que también utilizan gas LP, el uso de 100% leña prevalece en las personas mayores.