El mes pasado fue el tercer mes de abril más cálido desde 1880, año desde el que se recogen estos registros, y el 42º mes de abril consecutivo con temperaturas más altas que el promedio histórico. Las desviaciones de temperatura cálida más notables del promedio se observaron en el sur de Sudamérica, Europa central, el este de Rusia y Australia donde las temperaturas fueron tres grados más altas que el promedio: Alemania y Polonia vivieron su abril más cálido desde que hay registros, Austria el segundo y Francia el tercero. Sudamérica tuvo el mes de abril más caluroso y Australia el segundo desde 1910.

Además, el periodo comprendido entre enero y abril de 2018 estuvo 0,76 grados por encima de la media del siglo XX, convirtiéndose en el primer cuatrimestre del año con la quinta temperatura más alta de los registros históricos. La temperatura media en tierra, en los continentes, estuvo 1,13 grados por encima de la referencia del siglo XX (el noveno abril más cálido); y en los mares lo superó en 0,65 grados (el cuarto abril más caliente en los océanos desde 1880).

El pasado mes de abril “estuvo marcado por una serie de eventos climáticos de alto impacto”, según la Organización Meteorológica Mundial (OMM). “Estos continuaron hasta principios de mayo con tormentas violentas que combinan polvo, fuertes vientos, relámpagos y lluvia que mataron a más de 100 personas e hirieron a unas trescientas en los estados indios de Uttar Pradesh y Rajasthan (India)”, explica en una nota. La OMM además apunta otro récord alarmante: el pasado mes de abril fue el primero en el que se recibió un informe con una temperatura que supera los 50° C. En concreto, en Nawabshah (Pakistán) se registró una medición de 50,2º C, marca mundial histórica para un mes de abril.

“En ese contexto”, continúa Ribera, “es enormemente preocupante la lentitud en la respuesta en la reducción de emisiones, eliminación de combustibles fósiles y rápida diversificación del sistema económico”. Además, la experta califica de “particularmente cínica” la actitud de Trump, por dudar de la autenticidad del cambio climático recortar la financiación de la NOAA, precisamente el organismo que hoy da este nuevo dato que debería retumbar como un aldabonazo en el portón de la Casa Blanca.

Noticia completa en: https://elpais.com/elpais/2018/05/16/ciencia/1526488984_261713.html?id_externo_rsoc=TW_CM

Pin It on Pinterest

Share This